4 consejos al hacer un alquiler de fotocopiadoras✅

alquilerdefotocopiadora

Alquiler de fotocopiadoras

Un alquiler de fotocopiadoras es un acuerdo de cesión temporal de impresoras con capacidad de realizar copias a cambio de una cuota mensual más un coste variable en función de las páginas impresas.

A diferencia de un renting de fotocopiadora, no existe una entidad financiera de por medio. Es un acuerdo entre dos: tu y otra empresa.

Si estas pensando en hacer un alquiler de fotocopiadoras, deberías tener en cuenta 4 consejos.

¿Fotocopiadoras o impresoras?

Antes llamábamos fotocopiadoras a unos equipos de oficina voluminosos con una gran capacidad de imprimir copias.

Estaban diferenciados de las impresoras, que eran más pequeñas.

Donde se ubicaba la fotocopiadora solía ser el lugar de reunión de la oficina pues no solo había que esperar el turno sino que además eran bastante lentas para escupir la primera copia.

alquiler-fotocopiadoras-impresoras-pago-por-uso

La convergencia entre la fotocopiadora y la impresora llegó cuando empezaron a popularizarse las impresoras.

Los dueños del nicho de las fotocopias eran Canon y Xerox, los cuales cobraban por dotar de funcionalidades de impresora a unos monstruos que solo servían para copiar.

Ya nadie cobra aparte por permitir imprimir en una fotocopiadora.

Y ya no deberían llamarse fotocopiadoras. Simplemente impresoras multifunción.

Con todo, las seguiremos llamando fotocopiadoras cuando en realidad nos referimos a impresoras multifunción de gama profesional.

renting.impresora.toner

1.- ¿Qué tamaño de papel?

La primera tentación al hacer el alquiler de una fotocopiadora es solicitar una máquina que haga fotocopias tanto en tamaño A4 como en A3. Aunque no hagamos uso de tamaños grandes de papel.

Pero el “burro grande, ande o no ande” puede salirte caro.

El coste de una fotocopiadora en A3 es superior al de una impresora de oficina A4.

preguntame renting impresora

De hecho es muy superior.

Una impresora multifunción A4 de elevadas prestaciones puede costar los mil euros. Las mismas prestaciones en una impresora A3 puede triplicar este precio.

Si no quieres pagar el coste de un fórmula uno para circular por la ciudad, lo primero que deberías preguntarte es por el formato de papel.

Si en el último mes no tuviste la necesidad de hacer alguna copia en A3, lo mejor es que no te compliques la vida. Lo mejor es que elijas una fotocopiadora A4.

renting.hp.empresas

2.- ¿En color o blanco y negro?

Las impresiones en color son mas vistosas que en monocromo.

Sin embargo, el coste de una impresora multifuncional a color es superior a una monocromo. No solo eso.

Pero el coste por página de una impresión a color es superior al monocromo.

Cada vez que imprimes en color un documento que podías haber impreso en negro estás gastando entre 5 y 10 céntimos de más. Y hay algo peor aún.

Es más, las impresiones monocromo que realices en una impresora en color también suelen ser más caras.

Date cuenta que cuando imprimes se ponen en juego los mecanismos y consumibles correspondientes a la parte de impresión en color.

Si tienes que hacer folletos o documentos con imágenes o logos en color, inclínate por el color.

Pero si son muchas las impresiones monocromo, haz números; o bien te conviene una impresora monocromo o dos impresoras, una de ellas solo para el color.

informacion-impresoras-renting

3.- Copias a incluir en el alquiler de impresora

El coste por página depende del equipo.

Como regla general las impresoras de gama baja son más baratas pero tienen un coste por página superior a las de elevado volumen de trabajo.

Tienes que llegar a un compromiso óptimo. Elegir una impresora lo suficientemente profesional para que no te salgan caras las copias.

Pero no demasiado profesional porque lo que no te gastes en las copias te lo gastas en la amortización de la fotocopiadora.

En definitiva, lo que tienes que conseguir es que el coste total de impresión, incluida la amortización de la máquina, sea lo más bajo posible.

4.- ¿Cuáles son los compromisos?

Todas las empresas que se dedican al alquiler de fotocopiadoras te pedirán un acuerdo por escrito. En eso todas se parecen.

Pero la flexibilidad que puedas tener cambia de una a otra.

La mayoría te pide que firmes un renting o leasing con una entidad financiera.

Ellos así cobran al contado la máquina y luego cargan otra cuota por las páginas impresas. Pero te quedas encadenado a un compromiso de mármol que puede durar 4 o 5 años.

Tanto si eliges un renting de impresoras en Barcelona como en el resto de España, en ImpresorasRenting.com los acuerdos son entre tú y nosotros.

Sin bancos ni financieras de por medio.